Manchester City

Las medidas de Guardiola para arrasar al West Ham

el

Pep Guardiola, entrenador del Manchester City

El Manchester City logró uno de sus triunfos más contundentes del curso frente al West Ham, después de ganar por 0-5 en partido correspondiente a la FA Cup. El encuentro llamó la atención por una serie de medidas que tomó Pep Guardiola -quizás motivado por las bajas que tenía, sobre todo en su medio campo-, pero también por realizar unas adaptaciones significativas con respecto a lo que venía haciendo el equipo.

Pep utilizó un sistema con rombo en medio campo, con el que el Manchester City logró fases de posesión de gran calidad -fue algo que le había costado mucho en los últimos tiempos-, y si bien es cierto que tuvo bastante que ver el hecho de que el West Ham no logró nunca ajustar bien su presión ni su defensa en campo propio, no hay que restar mérito a lo que consiguieron los citizens

Yaya Touré mediocentro

La medida que más llamó la atención de partida, fue la de situar al costamarfileño Yaya Touré como mediocentro. Las bajas de la zona ancha llevaron a Pep a tomar esta decisión, que veremos si tiene continuidad y hasta qué punto funciona frente a rivales con mayor capacidad para castigar esa zona, pero lo cierto es que la idea funcionó por lo que consiguió hacer el equipo con balón.

La parsimonia del centrocampista africano es, en muchas ocasiones, un problema -sobre todo por su falta de agresividad a la hora de defender-, pero frente al West Ham fue algo que el equipo agradeció. Touré aguantó la pelota, esperó a que algún rival le encimase y encontró con facilidad a De Bruyne o Silva en líneas posteriores y libres.

David Silva liberado y activado

El jugador canario fue nombrado hombre del partido, y lo cierto es que tuvo presencia constante en las construcciones ofensivas del equipo. Con De Bruyne y Zabaleta jugando bastante abiertos, y Agüero y él dando soluciones por delante de la pelota, más ese acierto de Touré en la distribución, el equipo progresó con facilidad y tuvo tramos en los que la pelota se movió con gran fluidez cerca del área rival. Silva recibió mucho, bien, y tenía siempre líneas de pase abiertas para darle continuidad a las jugadas.

Una actitud defensiva diferente

Siempre hemos visto en Pep Guardiola la intención de presionar y robar la pelota en campo rival. Evidentemente, cuando el equipo consigue establecerse con balón en campo contrario, esto es algo innegociable, porque el propio valor de una posesión de calidad ayuda a recuperar la pelota con premura. Sin embargo, en la fase de inicio de jugada del rival, es algo que no estaba cuajando en Inglaterra.

Contra el West Ham, quizás por la presencia de Carroll, vimos al equipo tener más efectivos en campo propio. Yaya Touré, Zabaleta y de Bruyne formaban una línea de tres para defender, mientras que Sterling y David Silva estaban atentos a la posible dejada de cara si la salida era directa. Además, como el Manchester City no mandaba mucha gente a la presión en campo rival, los hammers salían en ocasiones con pases más cortos, produciéndose el robo en zonas intermedias y la opción de contra, con Sterling y Agüero como lanzas.

Evidentemente, ceder metros puede resultar un problema, sobre todo si el rival tiene gente de calidad en campo contrario o buenos regateadores, y veremos hasta qué punto tiene continuidad, pero la sensación es que Guardiola ya está preparando una defensa para adaptarse al fútbol inglés y a algo a lo que se ha referido con continuidad en los últimos tiempos: la segunda jugada. Frente al West Ham funcionó de maravilla.

Ranking Premier League
Calendario Premier League
Clasificación Premier League

Recomendamos



SPORTYOU